Víctima fui de la tentación

/

Siendo honestos, la manzana no me supo para nada agria, todo lo contrario, estaba dulce y jugosa. ¿Acaso habrá sido el recubrimiento de cera que les ponen para que duren más y luzcan brillositas? Porque si hay algo que detesto más que una manzana inmadura es una que de tan madura su pulpa se siente como una materia esponjosa. Simplemente no lo soporto.

Retomando, entonces, no estaba agria, tampoco esponjosa. Entonces, ¿por qué carajos me duele tanto el estómago después de habérmela comido? Ahora está inflado como globo, y el dolor cala gacho tan sólo con tocarlo. Acabo de volver a mi sitio con un té de manzanilla, pero está demasiado caliente. Tener tan cerca la posible solución y no poder tomarla me hace gracia. Mientras tanto, escribo para olvidar.

Comentarios

El Negro dijo…
El té de Manzanilla es la neta.
Toma en cuenta que la espera por las cosas buenas bien vale la pena
Eso sí, lo de las manzanas es vero. Las recubren con cera para que no se deshidraten tan rápido, de modo que no maduran por dentro.
Es como comerse una vela.

Qué bueno que regresaste...
mr chicharo dijo…
manzanas...

que caray, tenia años que no entraba aqui y me encuentro con el sufrimiento de un estomago inflamado... Sera que la naturaleza estaba habida de expresar su inocente funcionamiento biologico?

En fin. interenante sitio.

Cuidate y se feliz.

PD apenas hoy me di cuenta que habias contestado mi comentario sobre las chicas regias son totalmente palacio... jajaja.

Termómetro