Mis deseos cotidianos

La vista y el sonido del mar por las noches.

Un chubasco veraniego en la sierra.

Una conversación inteligente al día, por lo menos.

Un árbol verde y frondoso entre bloques de cantera rosa.

Sopa agridulce

Leer dos o tres libros por semana

Despojarme de la sensacerteza de que opinas pero en realidad lanzas palabras a la pared.

Recorrer el centro de la ciudad en pos de vecindades.

Beber una botella de Barkan.

Recuperar el tiempo perdido con la cofradía del dominó cubano.

Viajar a Europa del Este y a Irlanda.

Entender de una vez por todas que por más que lo intentes, hay círculos que se tornan cuadrados cuando te acercas...

Comentarios

Y mi deseo para usté, niña Pato, hoy sábado 6 de junio... fecha en que se glorifica su deliciosa existencia... es que toda esa lista se logre, se reafirme, se incremente, se vigorice...
Vaya un abrazo que no es cuadrado.
Alba Calderón dijo…
Oye!!! compartimos varios deseos...


Eso se llama humanidad.


Saludos me gustaron tus letras.

Termómetro