Chin, se acerca el viernes

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Apenas llevo dos días aquí y no me quiero ir. Estoy enamorada de la Catedral, del teatro Calderón, del convento de San Agustín, del Palacio de la Noche Triste, del cerro de la Bufa, del cartel que dice: "Lápidas La Raíz de la vida"; del monasterio de Guadalupe, de La Quemada, de Rafael y Pedro Coronel, de Paco Goitia. Del Edén y sus oscuros y perversos recovecos. De la ciudad y sus entrañas, de los automovilistas que frenan y le dan el paso a los peatones; de las calles pequeñas y retorcidas que en cada esquina esconden una sorpresa.

Estoy en la ciudad rosa, de tierra roja, laberintos y encrucijadas, de hierro forjado, churrigueresca, barroca, rococó, que huele a antigua, a celda novohispana, a éxtasis místico. A pesar de que ya la conocía, le sigo encontrando novedades.

Suspiro y me dejo querer por el viento que me hace cariñitos desde el balcón donde tomo un expresso y fumo media cajetilla de cigarros, de cuyos químicos me olvido caminando como chiva loca. Gozo a lo bestia cuando llega la noche y me fleto junto a la ilustre loba maggiore un par de chelas León, para luego seguir atragantándonos de la ciudad y su gente.

Sigo gastando suelas. Compro tres botellas de agua de 1 litro al día porque la de la llave te jode los dientes. Llevo más de 300 fotos (y las que faltan). Confirmo en estos días que soy una obsesa de los detalles. Lo magno me atrapa a ratitos, pero lo pequeño, lo que casi nadie ve, me golpea la vista, me aturde, me hace muy feliz.

Fui parida en una ciudad que tiene de memoria histórica lo que Cantinflas de noruego. Vivo en una ciudad que sólo piensa en ser más, pero que no tiene la más remota idea de cómo lograrlo, o cree que la panacea radica en joder la vida de sus habitantes.

Como lo he dicho, pareciera que la vida siempre está en otra parte. Tengo con mi ciudad una relación de amor-odio, de esas enfermizas. Me joden sus ideas y acciones, pero creo que no podría dejar de amarla. Pero la muy noble y muy leal ciudad de Zacatecas me guiña el ojo, me seduce, como queriendo ser mi amante.

Nota: En cuanto vuelva subo las fotos, para que las vea a quien le interese.

Comentarios

alebrije dijo…
me da gusto que te la estes pasando bien, ojala vengas ya mas despejada y hallas oreado tus broncas un poco.
saludos aca te espero

Termómetro