Las niñas regias son totalmente Palacio...

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Resulta que hay días en que me gustaría ser una bruja de verdad, de las que dominan el arte de la nigromancia, que recitan ensalmos, conocen al dedillo las proporciones justas de polvo de pezuña de unicornio, ojos de conejo, mandrágora, mechones de pelo de un calvo y páncreas de cucaracha necesarios para algún hechizo. Sería lindo tener la sapiencia suficiente para convertir a príncipes azules en hombres de verdad y no figurines, transformar a los sapos en plantas y a los enemigos en comida para perro.

Esto viene a cuento porque en la última ida al cine tuve a bien presenciar dos de los tantos comerciales que te fletas antes de la película. Uno de ellos arrancaba con una toma general de una mujer que corría hacia el Palacio de Gobierno de esta noble y burguesa ciudad. Dentro del lugar, ella hacía fila junto a cientos más que esperaban deseosas que un tipo identificado como príncipe les calzase una zapatilla horrenda. El comercial termina con una voz en off que dice palabras más palabras menos que una tierra de princesas ya merecía tener su palacio, o algo así, aludiendo a la llegada a Monterrey de El Palacio de Hierro, tienda departamental chilanga parecida (toda proporción guardada, al Corte Inglés madrileño).

Inmediatamente después aparece en pantalla un comercial de galletas Príncipe, cuya historia es: mujer sola en el cine observa filme de aventuras donde galán mancebo es protagonista. Galán lucha denodadamente contra enemigos, resulta herido o no recuerdo qué le pasa. Mujer enternecida derrama a furtiva lagrima. Alguien le pasa un pañuelo, ella voltea para agradecer y ¿adivinen quién era? No, no era Madrazo. Tampoco Fox. Kiefer Sutherland menos. Uno de los Payasónicos, forget it. Como recuerdo, la respuesta correcta le deja un paquete de galletas. Conmovedor.

Pensé: si de por sí las regiomontanas tenemos fama de apretadas, mamilas, de mente estrecha y conservadoras = princesitas, ¿por qué la necedad de reafirmarlo en las mentecitas de aquellas que se la tragan completa? (no es albur). ¿Por qué continuar proclamando el estereotipo de las mujeres cuya meta en la vida es encontrar a su príncipe azul, casarse y vivir en un castillo, mansión, residencia, vivienda de interés social o tejabán, para gozar de una eternidad de gozo y felicidad, pariendo a un montón de hijos a los cuales cuidar eso sí, sin perder la lozanía, el peinado y mucho menos el maquillaje, como las aspiraciones deseables en una mujer? Okokok, c´est la publicité. Aun así ejerzo mi derecho a exigir la eliminación de estereotipos tanto masculinos como femeninos.

Algun@s dirán: ¿y qué si a mí me gusta creer en eso, y no me interesa otra forma de vida y/o pensamiento, ideales, aspiraciones, deseos, etcétera? No hay pex, que cada quien crea en lo que se le hinche, pero sin descuidar la otredad.

Comentarios

AlexSilvaAlex dijo…
Me gustan princesas o kutres, pero siempre y cuando se la coman toda y si no saben cuando menos que esten dispuestas a aprender.

Patito, ¿qué dice esa institución que cuidará que el Gobernati no se clave la elección del 2006 e imponga a toda la ralea de bebesaurios y saurios rucos?
kuoriv dijo…
completamente de acuerdo.
lo más patético del asunto es que las "princesitas" son en realidad ogros. monstruos que se devoran las unas a las otras y que devoran a quienes no siguen sus prototipos de lo que es ser una mujer perfecta (diría "las verdaderas princesas del cuento", pero que aburrido ser princesa) pero que se convierten en suaves pompones de algodón estando con un hombre, por más sexista, mamón y grosero que sea este. es una burla contra las mujeres pensantes y sigue alimentando el estereotipo de la perfecta regia a la n potencia.
además, lo que menos le faltaba a esta metropolis era OTRO centro comercial.
Mr chicharo dijo…
Soy ageno a algunas de sus costumbres e ideologias pues creci en otra ciudad, pero quiero opinar al respecto.

Despues de vivir 24 años fuera de aqui y tener un año entre las(os) regias(os), quiero expresar lo siguiente sin ofender.

La mayoria de los hombres son machistas que piensan que todas las mujeres son faciles, menos su novia, su mama y sus hermanas, el hombre en la casa manda y le es permitido todo.

La mayoria de las mujeres son las niñas bien que sobre todas las cosas piensan en el matrimonio como nivel maximo de superacion personal, el sueño dorado, mientras muchas no saben ni hervir un huevo. Hacen alarde de su virginidad cada vez que pueden pues es un orgullo ser casta y pura. Casi todas piensan que las demas son unas golfas pero las otras piensan que solo estan dejando de ser arrancheradas y prueban la vida un poco y cuaz... embarazos no deseados.

Bueno es mi pobre opinion, no solo en MTY es asi, es asi en muchos lugares del pais y de america, solo creo que ya es tiempo de perderle miedo al castigo de diosito por sentir placer, y sobre todo el que dira la gente si se entera que disfruto mi sexualidad sin estar casada... dios mio que sacrilegio.
Alma dijo…
coincido contigo Mr. Chicharo, a pesar de que soy de estas tierras. Afortunadamente como en todas partes, hay deliciosas excepciones. Muchas gracias por leer estas tristes lineas. Saludos

Termómetro