Nomás pregunto:

¿Cómo creerle a Felipe Calderón que es el presidente del empleo, que dará batalla a la delincuencia organizada y que combatirá fieramente los problemas que aquejan al país, si no ha sido capaz de cumplirle a Octavio Mendoza -el niño de Galeana reconocido como uno de mejor aprovechamiento escolar del país- la promesa de que le regalaría una laptop?

Comentarios

Dre. dijo…
Bueno, creo que hubo un porcentaje de la población que siempre pensamos que sus promesas eran altamente irresponsables e incumplibles.

Termómetro