Decisiones, decisiones




Siempre es la noche el mejor momento para mantener la misma ruta o decidirse a dar algunos volantazos para cambiar radicalmente de rumbo. Total, lo peor que puede pasar es perder el control y estrellarse contra lo que creíamos...

Comentarios

Enredada dijo…
Realmente si.
Estoy en una disyuntiva. Acabo de leerte y de doy cuenta que tengo que cambiar el rumbo... y después ¿quién sabe? tal vez no pase nada, no?
mil besos

Termómetro